Los discos de vinilo son para los pobres de oido y han vuelto a pasar de moda